208-557-9595

Razones por las cuales ciertas viviendas no se venden

Si ha tenido su vivienda en venta durante meses y no ha visto mucha actividad o no ha recibido ninguna oferta, es probable que la razón sea alguna de las siguientes:

El precio es demasiado alto

Sin duda alguna, el motivo más común por el que una vivienda no se vende es que el precio de venta se ha fijado demasiado alto. Para comenzar, las razones por las cuales se fija un precio demasiado alto pueden ser muchas, desde el entusiasmo excesivo del agente de venta hasta las expectativas poco realistas del vendedor. Sin embargo, independientemente de cuál sea el motivo, si usted ha fijado un precio demasiado alto para su vivienda, se ha impuesto a sí mismo una serie de obstáculos que dificultarán la venta. Aunque reciba una oferta por ese precio excesivo, el trato puede quedar en la nada antes del cierre porque es posible que el comprador tenga problemas para obtener financiamiento a un precio demasiado alto. Compare su vivienda con otras en venta, tan similares y cercanas a la suya como sea posible. Si se venden por menos de lo que usted está pidiendo, es posible que su precio sea exagerado. El hecho es que la suya está compitiendo con esas otras viviendas, y lo que los compradores estén dispuestos a pagar es lo que determinará el precio de venta final.

Su vivienda no se encuentra en el mejor estado

Hay mucha competencia en el mercado de venta de viviendas. La suya tiene que competir con otras similares en venta, así como con viviendas espléndidas, totalmente nuevas. Cuanto más pueda hacer para que su vivienda sea atractiva para un comprador, mayores serán sus posibilidades de realizar una venta rápida. Mire su casa con ojo crítico, poniéndose en el lugar del comprador. El comprador no quiere tener que hacer nada más que mudarse. Lo mejor en lo que usted puede invertir sus dólares para mejorar el estado de su casa es en la pintura y en los pisos. Asegúrese de que toda la pintura esté en excelentes condiciones, tanto en el interior como en el exterior. Pintar no cuesta demasiado y generalmente produce el mayor impacto sobre los compradores. Asegúrese también de que todos los pisos luzcan bien. Es posible que tenga que considerar la posibilidad de colocar alfombras nuevas. Esto tampoco es tan costoso, pero ciertamente producirá un impacto sobre los compradores que vayan a ver su vivienda.

La ubicación, la ubicación, la ubicación

Es la frase hecha más antigua del mundo, pero es cierta. Cuando se trata de bienes raíces, ¡lo más importante es la ubicación! Cuando se trata de una vivienda, cosas como la calidad de las escuelas, las tasas de delincuencia, el atractivo visual del vecindario y el grado de contaminación que revelan el ruido o el olor, pueden determinar cuán deseable sea una ubicación. Si su vivienda está mal ubicada, un buen agente de bienes raíces puede ayudar a minimizar parte de lo negativo sugiriendo mejoras en la casa. Sin embargo, la única manera realmente confiable de compensar una mala ubicación es una rebaja del precio. Dicho en palabras simples, una vivienda mal ubicada no se vende al mismo precio que otra idéntica mejor ubicada.

Su campaña de mercadiotecnia es poco eficaz

Los mejores agentes de venta utilizan un plan de merctadotecnia agresivo para ofrecer las propiedades que tienen en venta. Si su agente de venta no está asegurándose de que su vivienda pueda encontrarse fácilmente en Internet, no está promocionando activamente las propiedades que tiene en venta entre los demás agentes de la zona, no está colocando anuncios en los periódicos y publicaciones de bienes raíces locales, podría ser el momento de cambiar de agente. Si todo lo que su agente ha hecho es poner un letrero en el jardín delantero y agregar su vivienda al Servicio de listas múltiples de propiedades en venta (Multiple Listing Service, MLS) local, ni siquiera se está acercando a todo lo que puede hacerse para ofrecer eficazmente su vivienda.

El mercado está inactivo

Oirá que lo llaman mercado inactivo o mercado favorable a los compradores e incluso mercado deprimido, pero todos esos calificativos significan lo mismo: que las ventas de viviendas en el ámbito-o mercado-local son lentas; que hay demasiadas viviendas en venta y no compradores activos suficientes. Hay varias cosas que pueden hacerse para enfrentar un mercado inactivo. La estrategia más eficaz es vender a un precio menor. En un mercado inactivo, los compradores esperan encontrar gangas. También puede ayudarse a sí mismo ofreciéndose a hacer algunas concesiones para ayudar a un comprador que podría no tener mucho efectivo. La manera final de vencer a un mercado inactivo es simplemente esperar a que termine la inactividad, pero en muchos casos el vendedor no puede optar por esa alternativa.

No puede accederse fácilmente a su vivienda

Para que su vivienda se venda rápidamente, es importante que otros agentes de la zona se la muestren a tantos compradores potenciales como sea posible. Cuando un agente muy ocupado prepara una lista de viviendas para mostrarle a un comprador, naturalmente tiende a mostrar primero aquéllas a las que es más fácil tener acceso. Muchas viviendas en venta cuentan con una caja con candado. Las llaves de la vivienda se dejan en el caja con candado, al que sólo tienen acceso agentes locales autorizados. Las viviendas que aparecen en los listados "no es necesario arreglar una cita," "vacante," o "aviso minimo" se muestran más a menudo que las que figuran como "el agente tiene las llaves" y "llamar para arreglar una cita." Si es posible, permita que su agente coloque un buzón cerrado en su vivienda para que sea más fácil mostrarla. De lo contrario, haga todo lo que pueda para que los agentes puedan mostrar su vivienda de la manera más conveniente posible.

A nadie le gusta su agente

Suena chistoso y tonto, pero es muy cierto. El hecho de que los otros agentes de la zona no sientan agrado o respeto por su agente de venta podría demorar la venta de su vivienda. Lo primero que hace un agente cuando se prepara para mostrar propiedades a compradores potenciales es hablar con ellos y averiguar qué tipo de vivienda están buscando. Luego, consulta el servicio local de listas múltiples de propiedades en venta y otras fuentes de información para encontrar viviendas que se ajusten a lo que el comprador desea. Si hay muchas opciones buenas para elegir y una de ellas es ofrecida por un agente arrogante, con el que es difícil llevarse bien o que se ha hecho poco popular por algún otro motivo, bueno... está en la naturaleza humana tender a evitar a alguien que a uno no le gusta.